¿#apestasaindigena? (Apestasaignorancia)

El pasado jueves 26 de septiembre de 2012 comenzaron a circular por la red social Twitter comentarios bajo los hashtags #apestasahomosexual y #apestasaindigena, levantando así la indignación de cientos de personas, pero por otro lado también cientos de personas se sumaron a los comentarios ofensivos e insultos, mostrando así no solo su falta de tolerancia a la diversidad, sino también su ignorancia, ignorancia que en pleno siglo XXI, en un país como México no debería ya existir.

Somos un país donde el pasado y el presente conviven a diario, y es increíble ver que hay gente que aún se aferra a pensar de manera retrógrada, desgraciadamente los hay, supongo que será gente de raza pura, seguramente por sus venas no corre sangre indígena, ¡vaya falta de información!.
Pero el propósito de este artículo no es dar una clase sobre historia de México, eso deben (o deberían) hacerlo en las escuelas, el propósito es hacer consciencia sobre quién es responsable de que se sigan suscitando estos hechos lamentables, ¿serán responsables los padres de familia por no inculcar en sus hijos desde temprana edad un sentimiento de nacionalismo, pertenencia y orgullo? (o al menos respeto por los demás), o ¿tienen La culpa los profesores por no difundir el verdadero valor de nuestras raíces indígenas? Quizá sea culpa del capitalismo, o de las redes sociales por no regular los comentarios expresados en sus sitios, aunque entraríamos en un debate sobre la libertad de expresión, creo que no hay que ir tan lejos, creo que el problema está en nosotros mismos, hemos fallado como sociedad, cada vez que discriminamos, ofendemos o insultamos a cualquier persona nos insultamos a nosotros mismos, ya que hablamos de nuestras raíces, de nuestros hermanos, de nuestros abuelos, si algún mexicano no se siente orgulloso de serlo me pregunto… ¿qué hace en México?, porque para ser mexicano no basta con haber nacido en México.

Hay que revolucionar esta sociedad con el arma más poderosa que tenemos: la educación, pero para esto hay que revolucionar la educación, no basta con hablar de que a Cuauhtémoc le quemaron los pies antes de traicionar a su pueblo, debemos ver más allá, la importancia y relación de las culturas indígenas en nuestro presente contexto, debemos proteger nuestros dialectos, impulsar la artesanía mexicana, visitar museos, sitios arqueológicos, hacer que nuestros niños se sientan orgullosos de lo que son y no tratar de imitar los programas y personajes que ven en la televisión, producto (en su mayoría) de una sociedad vacía, sin cultura alguna, ¿es lo que queremos para nuestros niños?
Reflexionemos.

Comentar no cuesta nada.