La impunidad no discrimina

Prepotencia, altanería, bravuconería, violencia… impunidad.

Una vez más fuimos testigos de algo realmente vergonzoso y tristemente real: el sentido de impunidad del mexicano.

La impunidad no discrimina estatus socioeconómico. La diferencia entre los escoltas golpeadores de Raúl Libien y el palo de Don Pepe, es el medio para hacer llegar la violencia. Ambos se sienten intocables, se saben chingones, se saben impunes. Uno por  pertenecer a esa clase que puede comprar conciencias; el otro por pertenecer a un comité vecinal, ése que vende votos, ése que es “la máxima autoridad” (Don Pepe dixit), grupos formados por políticos con un sólo fin: votos. La moneda de pago es la impunidad. -Me das tu lealtad y yo te doy permisos para que hagas lo que quieras- Clientelismo, otro de nuestros cánceres. Han vendido el civismo, qué asco. Continuar leyendo “La impunidad no discrimina”

10 datos curiosos del idioma español

Por @alexvillac

1. Un idioma montaraz de nacimiento

Según el libro de Francisco Moreno habría que situar sus orígenes en el espacio formado por las tierras de Asturias oriental, Cantabria, Burgos y las zonas adyacentes de Álava, La Rioja y León. Es decir, aquellas zonas que resistieron a la invasión musulmana y consolidaron un lenguaje común en torno al condado de Castilla.

2. Los primeros 20.000 hablantes

Políticamente, la lengua española nació entre los años 750 y 950 y en esos territorios considerados como «la primera Castilla», que vivía una situación de pobreza severa. Según los cálculos del autor, aunque la población de Asturias y León alcanzaba los 250.000 habitantes, en el condado de Castilla apenas vivían 20.000.

3. El primer documento y los quesos

Puede que el más antiguo sea la «Nodicia de Kesos», que apareció cerca de León y está datado en torno al año 980. Después irían las Glosas Emilianenses y las de San Millán; los cartularios de Valpuesta de principios del siglo XII, que recogen documentos de aquella época; y las jarchas, que son el primer testimonio de la lírica europea.

4. Los arabismos en peligro de extinción

Puede que la palabra «queso» sea la más antigua de nuestro vocabulario actual. Por contra, estarían en «peligro de extinción» muchos de los arabismos que entraron en España durante la Edad Media.

5. Nació como idioma mestizo

Como tantas otras lenguas, el castellano es el resultado de una evolución y un mestizaje. Hay ejemplos como la palabra «guerra» –que llegó procedente de otras lenguas germánicas–, o la palabra «chabola», que se considera un vasquismo pero pudo ser una derivación del término castellano «zahurda», que era el lugar donde se guardaban los cerdos.

6. ¿Por qué no se dejó de hablar en América?

La expansión del castellano pudo «morir» con los procesos de independencia americanos, pero los distintos líderes bolivarianos se dieron cuenta de que sólo podían cohesionar a su gente mediante una lengua común: el castellano. Fue precisamente ese proceso de independencia lo que terminó de convertir al español en una lengua con vocación internacional.

7. ¿Qué se habla en EE.UU.?

«Hay unos 40 millones de hablantes de español con distinto nivel de dominio», explica el autor del libro. Viven concentrados en zonas muy concretas (California, Florida, Nueva York), aunque ya tiene presencia en todos los estados.

8. A superar la hegemonía del chino en internet

El español es la tercera lengua más utilizada en internet por detrás del inglés y el chino. Sin embargo, al ser solo oficial en tres países, el chino está perdiendo peso poco a poco con respecto al español, que cuenta con una población más joven.

9. El Futuro de crecimiento en EE.UU.

Su futuro pasa por consolidarse en Estados Unidos, donde está previsto que en el año 2030 el 25% estadounidenses sea de origen hispano (hoy el 18%).

10. ¿Se dice español o castellano?

Según Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes, «español» y «castellano» son sinónimos, pero cada vez se está consolidando más «español». En España, lo más apropiado es decir «castellano» para no excluir a otras lenguas que también son españolas como el catalán, el gallego o el euskera.

 

Fuente: “La maravillosa historia del español”. Francisco Moreno Fernández, Ed. Espasa/Instituto Cervantes. 2015

Guillermo Prieto

Por @alexvillac

El político, el escritor, el poeta, el cronista…

Estableció la Academia de Letrán. Fomentó la crítica teatral y, con Ignacio Ramírez, fundó el periódico satírico “Don Simplicio”. Escribió para muchos periódicos a lo largo de su vida, incluido El Universal.

Fue conservador, y luego liberal, diputado de ese Congreso que elaboró la constitución de 1857. Diputado Federal muchas veces, muchos años. Secretario de Gómez Farías y de Bustamante, Ministro de Hacienda de Álvarez, Juárez e Iglesias. De este último también fue Ministro de Relaciones Exteriores, Ministro de Gobernación, Ministro de Justicia e Instrucción Pública y Ministro de Fomento.

prieto 3

 

Crítico severo del gobierno de Santa Anna, fue perseguido, después exiliado. A veces Guillermo, a veces Fidel, a veces cronista y a veces poeta de las hazañas de este país. Sus “Memorias de mis tiempos” describen al México social, político y literario del siglo XIX. Una obligación placentera leer esta obra.

Continuar leyendo “Guillermo Prieto”

Madero, traición y muerte.

madero 1

“Moriría, si fuera necesario, en cumplimiento del deber. Tenemos que triunfar, porque representamos el Bien”.

Francisco I. Madero a José Vasconcelos

Tras más de treinta años en el poder, Porfirio Díaz vio cómo una ola de violencia, que se transformó en una revolución, se alzaba detrás del caudillo civil que se había levantado en armas en su contra. Francisco Ignacio Madero, terrateniente de Coahuila, demócrata convencido, médico homeópata y espiritista, guiaba a los ejércitos que, en unos meses, consiguieron la caída del viejo dictador, quien presentó su renuncia para no convertir al país en un matadero. Madero se alzó en armas el 20 de noviembre; dos días antes, en Puebla, Aquiles Serdán y su familia caían masacrados en su casa a manos de la policía porfirista por apoyar el Plan de San Luis, lanzado por Madero.

Porfirio Díaz

Porfirio

En mayo de 1911, a seis meses de la lucha, Díaz renunció. Don Porfirio partió rumbo a Veracruz con su familia, en el tren presidencial que escoltaba su amigo, el general Victoriano Huerta. Allí, despedido por el lloroso pueblo jarocho, abordó el barco alemán “Ypiranga”, que lo llevó al exilio del cual jamás regresó. Victoriano Huerta le juró a Don Porfirio que vengaría esa afrenta en su contra.

Continuar leyendo “Madero, traición y muerte.”

La sabiduría innata de los niños

¿Por qué deberíamos aprender a ver el mundo a través de los niños?

Justamente por eso, porque son niños, porque no han conocido la codicia, la mentira, el dinero…

Cuando somos niños estamos en nuestra etapa más vulnerable pero también más instintiva; el humano está más en contacto con su naturaleza y tiene los sentidos más despiertos. Y es por eso que deberíamos voltear a ver a los niños y aprenderles algo:

Curiosidad

Los niños se atreven y harán lo necesario para conseguir algo que quieren, ¿por qué? – porque son curiosos. Sólo imagina: Si a un niño le dijeras que si va de puerta en puerta ofreciendo paletas, le darás el juguete que tanto quiere, ¿crees que lo haría? Tú seguramente tienes algún sueño u objetivo que quisieras cumplir pero eso de tocar puertas… Como que no es lo tuyo… Luego… No, ¡¿cómo crees?!

En realidad es miedo. Miedo al fracaso.

Los adultos nos reprimimos tantos deseos que a veces olvidamos incluso lo que deseamos; a los adultos nos mueve (o paraliza) el miedo, a ellos los mueve la curiosidad.

La curiosidad los lleva a probar cosas nuevas, les da confianza de intentar algo una y otra vez, les hace la vida interesante, los llena de aventuras y hace que no conozcan la rutina. Cada día, cada momento, está lleno de sorpresas. Mientras más curioso, más aprende.

Pero los adultos nos reprimimos la curiosidad y por eso comenzamos a reprimírsela también a ellos, y con eso, les cortamos las alas: ¡No hagas, no digas, no preguntes!

Debemos permitirles ser curiosos, y no sólo eso, sino fomentar esa curiosidad pues nunca sabemos hasta dónde podría llevarlos.

Felicidad

¿Te has dado cuenta que los niños hacen solamente lo que los hace felices? Los niños conocen el mundo y aprenden a interpretarlo a través del juego, y como juego, debe ser divertido. Si a un niño le aburre hacer algo, simplemente no lo hará, porque eso no lo hace feliz y los niños buscan siempre ser felices.

Y es que es fácil, las cosas menos esperadas te pueden causar felicidad, no se necesita de mucho. Sólo tienes que encontrar lo que te hace feliz y hacerlo.

¿Cuántas cosas que haces no te hacen feliz y las sigues haciendo? ¿Qué te detiene a hacer lo que te hace feliz?

Respóndele a tu niño interior.

Imaginación

Otra cosa admirable de los niños es su enorme poder para imaginar; una escoba es el caballo más rápido del oeste, unas cacerolas pueden crear el mismo sonido de una batería, un par de muñecas pueden desarrollar toda una trama digna de película, una sábana basta para convertirse en fantasma…

Los adultos dejamos de imaginar porque nos dicen que es de locos hacerlo. Aunque todos los avances en la tecnología se la debemos a aquellos adultos que se rehusaron a creer eso y siguieron imaginando.

La imaginación estimula el cerebro, crea nuevas conexiones entre sus neuronas, amplia la visión de las cosas, te da nuevas soluciones a un mismo problema…Imaginar es sano y es humano. La imaginación fue otra de las causas de la evolución, y si dejamos de imaginar, dejamos de evolucionar.

Sencillez

Los niños no presumen cosas materiales, presumen amigos o vivencias. Y su presunción es en realidad una invitación a ser parte de ello. La vida de un niño es sencilla, somos los adultos los que se las complicamos.

No se complican con chismes, dimes y diretes. Su honestidad es tal que algunas personas la consideran cruel pero recuerden: la verdad llega a ser incómoda, pero es la verdad.

Un niño dice lo que piensa, lo que siente y/o lo que está viviendo en ese momento.

Los humanos aprendemos de lo que vemos, y no de lo que nos dicen. Aprendemos de la experiencia, de intentar y fallar e intentar de nuevo. Los niños aprenden del ejemplo de los adultos. Sería bueno que te fijaras en el ejemplo que estás siendo para los niños a tu alrededor, sin importar que tengas hijos o no, eres ejemplo a cada momento y con cada una de tus acciones, pues, como dice el proverbio africano: Para educar a un niño, se necesita de toda la tribu.

Seamos tribu.