Héroes anónimos.

Es imposible hablar de sismos, terremotos y tragedias naturales sin que venga a nuestra mente el año 1985.
El día, jueves, la fecha, 19 de septiembre, la hora, 7:19, éste momento marcó la vida de cientos de miles de ciudadanos mexicanos, escuelas, hoteles, hospitales, y cientos de edificios quedaron como escombros ante la sorpresa de una nación que no estaba preparada para una tragedia como esta, el país luchaba con una crisis económica de igual magnitud que el terremoto y el presidente Miguel de la Madrid no dió la cara públicamente sino hasta varias horas después.
Veintiséis muertos fue la cifra inicial del gobierno, estaban muy equivocados, sobre todo cuando a las 19:56 un segundo terremoto con intensidad de 7.6 grados en la escala de Richter (el primero había sido de 8.1 grados), sacudió nuevamente a la ya lastimada ciudad.
Miles de personas quedaron atrapadas entre los escombros, hombres, mujeres y niños, y también mucha gente sobrevivió gracias a su propia fortaleza y a la eficaz reacción de la misma población que se organizó en grupos de rescate que incluso hoy son reconocidos a nivel internacional, ejemplo claro de esto son los valientes “topos”.

Mexiconciencia hace un breve homenaje a aquellos que perdieron la vida aquel día, y también a los héroes que arriesgaron su vida por salvar la de algún desconocido, mostrando una vez más que hay más gente buena que de otro tipo, hoy los recordamos y los tomamos como ejemplo para ser mejores personas cada día de nuestras vidas.

Hoy, a 27 años de esta tragedia nos preguntamos, ¿Estamos realmente preparados para un suceso de tal magnitud? ¿Cómo reaccionaría usted ante un desastre natural? ¿Conoce las medidas de seguridad en el lugar donde labora? No debemos esperar a que una tragedia suceda para unirnos, busquemos información, cursos de protección civil, primeros auxilios, conozcamos las medidas de seguridad, exijamos a las autoridades mayor capacitación, mejor equipamiento, no esperemos alguna tragedia para convertirnos en héroes anónimos.

México, último en educación, en presupuesto educativo, en investigación y mucho más

Por Pedro Echeverría V.
Tomado de radioamlo.org 13/sep/2012

1. Los gobiernos del PRI han abandonado y destruido la educación mexicana, pero 12 años de gobiernos del PAN –en lugar de rescatarla- la han terminado de aplastar. Sólo hay que leer este informe de hoy en La Jornada “La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) informó que México ocupa el último lugar en la expectativa de graduación de jóvenes en el bachillerato, con 47 por ciento, y en gasto por alumno; así como penúltimo sitio en la tasa de graduación en nivel superior, con 20 por ciento. Además, alcanza el tercer lugar en cuanto al mayor número de ninis (ni estudian ni trabajan) y el undécimo en lo que se refiere a tasa de desempleados con educación universitaria”. Que México está profundamente jodido en educación, es indiscutible.
2. Si se analiza todo el sistema educativo encontraríamos que México está mucho peor que lo que reconoce la OCDE. Lo más funesto es que el 70 por ciento de la población vive en la pobreza y el 40 por ciento no tiene ni para comer, es decir muere de hambre, de desnutrición y de enfermedades curables. La clase rica y las clases medias, que viven en los sectores bien atendidos de las grandes ciudades, parecen no saber, no creer, que más de la mitad de los alumnos de una escuela del campo y sectores marginados de la ciudad, no logra desayunar y mucho menos alimentarse para tener capacidad de atender una clase. Los críticos del magisterio y de los padres parecen ignorar que más de la mitad de la población es desempleada o de salario mínimo con el que sólo se puede obtener la sexta o séptima parte de una canasta básica. ¿Qué estudiante de primaria y secundaria puede responder al proceso educativo?
3. En ese contexto están los profesores con muy bajo nivel de conciencia porque así los han conservado los gobiernos y sus líderes espurios o charros. Un millón de profesores sometidos por el control burocrático de una secretaria de Educación (SEP) y un poderoso sindicato corporativizado (SNTE) que desde que nació en 1943 ha funcionado como si fuera una dependencia del gobierno y su partido. Con excepción de unos 300 mil profesores con enorme conciencia, que conforman la Coordinadora (CNTE) como organización de lucha, la combinación de la SEP y el SNTE ha logrado imponer los objetivos, planes y programas educativos. Los maestros, como se ha dicho, son solo la “correa de transmisión” de las ideologías y las órdenes de la clase dominante. Si hay que criticar a los profesores es por su sometimiento.
4. No sólo estamos mal en bachillerato y en graduados de nivel superior; también lo estamos en número de investigadores y -como se publica- por la baja atención en el presupuesto educativo. Hace unos días se difundió que el porcentaje de analfabetas en México ha subido, a pesar de los miles de millones de pesos que se han destinado durante 90 años a las instituciones burocráticas encargadas de combatirlo. (Según informes, en Cuba fue desaparecido el analfabetismo en un año –a principios de la Revolución en la década de los sesenta- con un intenso trabajo de brigadas gratuitas) ¿Quiénes son los culpables del terrible desplome educativo? Obviamente no son los maestros, los alumnos o los padres de familia, sino quienes son los responsables de planearla y dirigirla.
5. Lo peor del sistema de dominación es que presidentes como Salinas, Zedillo, Fox o Calderón no van a la cárcel por los terribles males que causan sus gobiernos al país. No sólo son culpables de políticas de muerte y asesinatos de personas sino que también con sus políticas de abandono y desprecio destruyen servicios de salud, de educación, inversiones y provocan mayor miseria e inseguridad. Por el comportamientos de esos y otros presidentes y de sus gobiernos, que han desfalcado al país y lo han hecho más miserable -en lugar de que sean llevados a la cárcel- les otorgan como jubilación ingresos de medio millón de pesos al mes, además de otros gastos y de medio centenar de empleados y militares a su servicio pagados por el Estado. Pero todos los presidentes y expresidentes se apoyan mutuamente.
6. El gobierno, los empresarios, sobre todo los funestos medios de información encabezados por Televisa –para descargar las culpas del gobierno, del sistema de explotación, de ellos mismos- siempre buscan calumniar a los maestros y a los “irresponsables padres de familia que no atienden a sus hijos”. Televisa –como era de esperarse, incluso hizo una película: “De Panzaso”, en la que falsifica totalmente la realidad, trata de desprestigiar a los maestros, para congraciarse con el sistema de explotación. Busca la clase dominante esconder la realidad: los gobiernos, además que ignoran totalmente el fondo de los problemas educativos, sólo han justificado durante su sexenio su desinterés inventando cualquier discurso, pero siempre reduciendo la inversión en el presupuesto educativo. (11/IX/12)

Religión, protagonista de tragedias. (una vez más)

El embajador de Estados Unidos en Libia, Christopher Stevens, y otros tres ciudadanos de ese país murieron tras el ataque al consulado estadounidense el martes en la ciudad de Bengasi, en el este del país, confirmó el presidente Barack Obama en un comunicado oficial.

La mañana del miércoles, en una declaración conjunta con la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, desde la Casa Blanca, Obama volvió a condenar enérgicamente el “indignante y horrible” ataque.

“Trabajaremos con el gobierno libio para poner ante la justicia a los asesinos que atacaron a nuestros diplomáticos”, dijo Obama.

“Que no haya lugar a dudas, se hará justicia”.

Clinton, por su parte, aseguró que el ataque fue obra de “un grupo pequeño y despiadado que no representa ni al pueblo ni al gobierno de Libia”.

En un comunicado emitido más temprano, Obama señaló que su país rechaza que se denigren las creencias religiosas de otros en referencia a la película en la que se representaría al profeta Mahoma y que es considerada responsable del estallido de violencia.

El ataque contra la representación diplomática se produjo durante una manifestación convocada para protestar contra una filmación subida a YouTube en la que, de acuerdo con algunos musulmanes, se humilla al profeta Mahoma.

Nota completa en:

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/09/120912_libia_embajador_eeuu_muere_video_islam_mahoma_jp.shtml

Una vez más la religión es causante de actos de barbarie en pleno siglo XXI, no es nuevo para ninguno de nosotros escuchar noticias sobre una mujer apedreada por salir a la calle sin cubrir su rostro, o buscada por la justicia por conducir un auto, y qué decir del caso de Rimsha Masih, la niña paquistaní acusada de profanar el corán.
Es indignante pensar en esta realidad,, pero es más alarmante saber que aún en México sigue existiendo fanatismo, que, si bien no es llevado a niveles extremos como en otros países, si sigue siendo motivo de discriminación, pleitos y demás situaciones inadmisibles para un país como México.
Es respetable la creencia de cada persona, lo que no está bien es ser cómplice de la desinformación y la ignorancia, ya que nos afecta a todos como sociedad y como nación, vemos religión en todas partes, es lo que dicta la moralidad de los mexicanos cuando por su propia naturaleza es inmoral, ya que surge de una imposición social que se transmite por generaciones de los nietos a los padres y de los padres a los hijos, la religión es el más puro ejemplo de doble moralidad, ¿ejemplos? basta con darse una vuelta por el centro cada 28 de mes, o cada domingo por cualquier templo, (de cualquier religión), es momento de evolucionar, hace años que el oscurantismo terminó, no hay razón para aferrarse a él.

¡Viva México! (pero no de rodillas)

…porque para arrodillarse no hay más motivos que los motivos que ellos nos obligan a creer, nos hacen pensar que “ya no hay nada que hacer”, que “de todos modos vamos a seguir igual”, y demás excusas tontas que sólo demuestran una y otra, y otra vez nuestra mediocridad, porque de verdad llegamos a creer que no hay nada que hacer, pobrecitos, ¿hasta cuándo nos daremos cuenta de que nosotros somos “el patrón”?, sí, porque ellos, la esfera de los políticos, los empresarios multimillonarios y demás minorías que acaparan toda la riqueza nacional son nuestros empleados, ellos trabajan (o deberían hacerlo) para nosotros.

¡Viva México!, sí, pero no el México fantasma de los libros de texto, ni el México que llegará con el pasar de uno y otro sexenio, no, ¡Viva México!, el México de los que trabajamos, de los que estudiamos, de los que salimos todos los días a buscar el bienestar de los nuestros, el México de los que no nos agachamos, el México de los que no déjamos de creer que se puede hacer algo y empezamos a hacerlo, ese México es el que hace que con orgullo gritemos ¡Viva México!
Si no eres uno de nosotros y sólo esperas estas fechas para emborracharte, tronar cohetes, volver las calles un basurero, etc., entonces no eres mexicano y no deberías dar ese grito, porque simplemente nada te da derecho a hacerlo, si eres uno de esos, te invito a ser un buen mexicano, con todos los derechos y obligaciones y y todas las responsabilidades que esto implica, y entonces sí, gritaremos juntos:
 ¡Viva México!

“La misión es proteger a los mexicanos de los criminales…”





…dice el ciudadano Presidente en su VI informe de gobierno que “proteger a los mexicanos de la criminalidad ha sido un imperativo legal, político y moral”.

Sr. Ciudadano presidente, le tengo una pregunta: Cuando se refiere a los criminales, ¿de qué criminales está hablando? – ¿Se refiere al Chapo y a sus colegas? Creo que México está lleno de más criminales que del tipo del Chapo, señor presidente. 
Tenemos criminales en las altas esferas de la política, quienes han olvidado que su función es servir al pueblo mas no servirse del pueblo. Criminales que saquean las arcas de dinero y de sueños de millones de mexicanos. Criminales que en 3 o 6 años (depende de su heróico encargo público) se inflan las billeteras y las cuentas propias, de familiares y amigos. ¿El pueblo? – igual de jodido, gracias por preguntar. Y qué decir de los criminales monopólicos, esos que nos obligan a firmar los contratos cuyas letras chiquitas (chiquititas, chiquitititititas) son las que nos joden con fianzas, cargos, seguros, servicios extras y demás trampas que, amablemente, nos imponen… claro, siempre en su beneficio, el de ellos, el suyo. 
Señor presidente, uno puede decidir si se droga o no pero no podemos decidir entre televisa o tvazteca o entre telcel o iusacell porque, al final, son la misma droga. ¿Sí me explico, señor presidente? ¿O leemos juntos el caso Televisa-Iusacell? Si nos quiere proteger de aquellos que nos envenenan, prohíba el uso y comercialización del tabaco y del alcohol. Criminalice a los que venden esos productos, persígalos, encarcélelos, ejecútelos. ¿No le parece que, entonces sí, estaría evitando muchas muertes al año? ¿Por qué permite que inhalemos insecticidas, limpiadores para pisos, venenos para ratas y demás productos tóxicos contenidos en un cigarro de tabaco? ¿Por qué permite 27 mil muertes al año, la mayoría de jóvenes, por uso del alcohol? ¿Pues a qué estamos jugando, señor presidente? ¿O será que no lo ha hecho por el dinero que esas empresas representan? 
Porque si quiero fumar tabaco, tengo que ir a la tienda y pagar por ese producto una y otra vez pero si yo fumara marihuana y tuviera mi propia planta, no dependería de nadie para hacerlo, ni tendría que pagarle a nadie, ni siquiera impuestos… Imagínese todo lo que me ahorraría, bueno, no se lo imagine, estoy seguro que sabe de lo que hablo. ¿Se imagina a los empresarios de tabaco y alcohol cerrando Paseo de la Reforma? ¿Se imagina a los de Phillips Morris y a los de Grupo Modelo y Cuauhtémoc Moctezuma haciendo huelga de hambre desde sus mansiones en Huixquilucan? ¿Se los imagina en la cárcel? Y ya ni hablar de los criminales ambientales que asesinan a nuestra hermosa naturaleza, de los criminales sociales que pisotean los derechos humanos ni mucho menos de los incómodos criminales sindicales que secuestran la educación, y con ello el futuro de nuestros niños, eso niños que usted protege de ser envenenados, ¿verdad, señor presidente? ¿Qué criterios usa para perseguir a unos y ayudar a otros? 
No nos haga pensar mal, señor presidente, no nos haga dudar de sus buenas intenciones, háganos creer que en verdad se preocupa por todos los mexicanos, protéjanos de todos los criminales, si no lo va a hacer con todos, mejor no use la palabra « criminales ». No nos proteja de los criminales cuando los criminales seamos nosotros mismos, protéjanos de aquellos que nos obligan a usar sus « drogas » Ayúdenos a poder decidir realmente entre unos y otros… No nos disfrace la realidad. 
Le dejo, tengo que ponerla a secar. 
Ahí andamos.