El efecto cucaracha

Por @alexvillac

Poniendo unas cuantas monedas en mi mano, mi madre me dijo -¡Andale, apúrate!, ve al Clavito y trae de ese gis para cucarachas que tiene veneno, ahí preguntas-.

Se refería a la tlapalería llamada El Clavito, atendida amablemente por un señor de la tecera edad, había sido mago en un circo (me contó una vez, o varias, no recuerdo), sorprendía a sus clientes con pequeños trucos de magia; siempre sonriente y siempre dispuesto, nunca supe su nombre, yo le decía Don Clavito.

Regresé presuroso a la casa, le entregué el pedido a mi mamá y le pregunté qué iba a hacer, -tenemos cucarachas y les voy a poner esto para que se mueran- me respondió. Ya llevábamos unos días conviviendo con esos pequeñitos pero poderosos animales, la cocina, al parecer, era su lugar favorito.

Vi cómo mi mamá colocaba el gis en varias partes: marcos de ventanas, puertas, en el piso; miraba hacia otros lados de la casa, iba y venía, planeaba algo.

-¿Qué haces?

-Ponle gis ahí donde estás parado

-Pero aquí no hay cucar…

-Tú ponle

Mi madre selló todas las posibles entradas y salidas que pudieran tener las cucarachas, básicamente, las arrinconó y les cerró la huida. Estaba decidida, iba a acabar con ellas.

Algunas fueron astutas y, de alguna manera, lograron burlar el cerco venenoso, fueron las menos, 3 máximo, el resto desapareció. No volvimos a tener cucarachas en casa. No fue magia, fue constancia.

Mi madre, sin estudios ni especializaciones en seguridad, supo controlar el efecto cucaracha.

Mancera no.

La importancia de detener los delitos cuando aún son faltas cívicas

Diariamente nos topamos con noticias o testimonios de personas que han padecido la inseguridad en el país. A veces, son sucesos tan cercanos que nos hacen darnos cuenta de que nadie, en ningún momento, estamos exentos de que en algún momento seamos víctimas de la inseguridad y suframos un asalto, secuestro, extorsión o algo por el estilo.

Pero, ¿se han puesto a pensar que muchas veces un delito se puede evitar si se denuncia a tiempo? Sí, suena un poco a comercial y también un poco raro, pero es real. Pensemos por un momento en alguna falta que vemos de forma cotidiana, y por lo mismo, nos hemos habituado a ello y pensamos que “es normal” y lo dejamos pasar. Continuar leyendo “La importancia de detener los delitos cuando aún son faltas cívicas”

Informes de Actividades de Arne 2000-2003

El denominado City Manager de la Delegación Miguel Hidalgo ha causado mucha polémica con sus periscopes; lo mismo ha ganado seguidores que detractores quienes incluso han pedido a la CDHDF emitir recomendaciones pues se le ha acusado de discriminación, entre otros.

Arne fue delegado en la Miguel Hidalgo hace ya algunos años. Mucho se ha debatido y cuestionado sobre su gestión al frente durante el periodo 2000-2003 pero ¿realmente sabemos qué hizo?

Para despejar dudas y que los ciudadanos tengamos con qué exigir o aplaudir, aquí les presentamos los 3 Informes de Actividades de Arne.

1er Informe  |  2do Informe  |  3er Informe

Y entonces sí, hablemos con fundamentos.

La información es poder, seamos poderosos.

#HoyNoCircula ¿Cuánto necesitas el auto para moverte?

Por @marubrito

No es novedad para todos que el crecimiento del parque vehicular en la Ciudad de México se ha salido de control. Todos hemos sido parte del tráfico… corrijo: todos somos el tráfico, y a veces por más esfuerzos que hagamos por salir temprano, buscar rutas alternas y menos congestionadas, parece que tenemos que llegar a conformarnos en que perderemos al menos dos horas diarias en ese atascamiento.

Tampoco es de sorprender que hayamos llegado a esta fase de contingencia durante estos días que han obligado al gobierno de la Ciudad a implementar de nuevo el programa Hoy No Circula por igual. Continuar leyendo “#HoyNoCircula ¿Cuánto necesitas el auto para moverte?”

La impunidad no discrimina

Prepotencia, altanería, bravuconería, violencia… impunidad.

Una vez más fuimos testigos de algo realmente vergonzoso y tristemente real: el sentido de impunidad del mexicano.

La impunidad no discrimina estatus socioeconómico. La diferencia entre los escoltas golpeadores de Raúl Libien y el palo de Don Pepe, es el medio para hacer llegar la violencia. Ambos se sienten intocables, se saben chingones, se saben impunes. Uno por  pertenecer a esa clase que puede comprar conciencias; el otro por pertenecer a un comité vecinal, ése que vende votos, ése que es “la máxima autoridad” (Don Pepe dixit), grupos formados por políticos con un sólo fin: votos. La moneda de pago es la impunidad. -Me das tu lealtad y yo te doy permisos para que hagas lo que quieras- Clientelismo, otro de nuestros cánceres. Han vendido el civismo, qué asco. Continuar leyendo “La impunidad no discrimina”