Educación: nuestro “talón de Aquiles”

Por @ElKeTuitea

Durante décadas se ha dicho aquí y en todos lados, que el progreso de un país, depende en gran medida en la Educación.

En nuestro país, Presidentes y Secretarios de Educación van y vienen. Al inicio de sus periodos, todos ponen énfasis en el tema, pero durante su administración, hacen poco o nada.

La Educación en nuestro país, no ha dejado de ser un “poder” que se arrebatan unos y otros y que manejar de acuerdo a sus intereses. Sin estrategia, sin miras a largo plazo, sin ver por el país.

Este Sector sólo sirve como arma política, que se utiliza por los involucrados para pisotear los derechos del resto de la población. Los “maestros” suelen cobrar por nada. Ni enseñan, ni se preparan (al menos la mayoría de ellos) y su mala fama, se debe en gran medida a los sindicatos, mismos que durante décadas han sido alimentados por los grupos en el gobierno, ya sean presidentes, gobernadores, senadores o diputados. Todos cómplices.

Y claro, nosotros como población, sólo nos quejamos, eso sí, desde nuestras casas. No hacemos más.

Recientemente me topé con un libro que recomiendo a todos los mexicanos. Si eres ciudadano, para que veas que hay opciones para mejorar la Educación en nuestro país y si tienes oportunidad de incidir en el cambio, lo hagas. Si eres gobernante, y más aún si eres Secretario de Educación, este libro debe ser lectura obligada para ti. El libro se llama “Basta de Historias”. El autor, Andrés Oppenheimer. En su obra relata y compara las acciones que han llevado distintos países en temas de Educación y los resultados que han obtenido. Desde luego, el contraste está entre los países latinoamericanos, siempre viendo hacia el pasado, como si eso fuera todo lo que valiese, como si el “patrimonio nacional” nos fuera a sacar adelante. Esto, comparado con lo hecho por países europeos y asiáticos entre otros. Como base de sus argumentos: “la educación es algo demasiado valioso como para dejarlo en manos de los gobernantes”.

Y así como en otros ámbitos se dice, que quien controla sus pensamientos controla su destino, de igual forma, país que es capaz de controlar y medir sus acciones en temas de Educación, controlará también su destino, ya que la Educación es de los pocos intangibles que pueden llevar a que una nación encuentre su grandeza.

Si quieres hacer algo por tu país, educa, mide tus acciones, corrige si es necesario y sigue educando.

Comentar no cuesta nada.