¿Qué es un optimista?

Por @alexvillac

El ser optimista es un hábito, un hábito mental, explico:

Todos los días realizas actividades que, de cierta manera, son hábitos para tu mente: bañarte, cepillarte los dientes, vestirte, peinarte, desayunar… Incluso la ruta hacia tu trabajo o escuela o a donde te dirijas ya es un hábito para tu mente. ¿Has intentado cepillarte los dientes con la otra mano? Inténtalo.

Seguramente te resultará difícil y hasta confuso; los movimientos de tu mano no serán los esperados por tu boca, mucho menos por tu mente pues ésta está habituada a un patrón.

Así como las cosas que se hacen repetidamente se vuelven hábitos, también lo hacen nuestros pensamientos.

Un pensamiento se vuelve hábito como todo: por repetición. Cuanto más repites algo, más rápido se afianza a nosotros y más rápido se convierte en hábito. Así que cada vez que dices (y piensas) “no hay de otra”, “es que no puedo”, “así siempre ha sido”, “siempre me pasa a mí”, efectivamente no habrá de otra ni podrás y así siempre será y a ti siempre te pasará… eso mismo, siempre.

Ser optimista no es negar los problemas que tienes ni restarle importancia a lo que pasa a tu alrededor cuando no es de tu agrado. Ser optimista tampoco es ser ingenuo, ser irresponsable ni esperar que las cosas se arreglen por sí solas.

El ser optimista es el hábito mental de aceptar la realidad, sea favorable o no. Es analizar los problemas con razón mas no con emoción. Es buscar diferentes formas, diferentes maneras, diferentes caminos… Es hacerse responsable de nuestra propia vida y de cómo la vivimos y, si algo no nos gusta de ella, cambiarlo.

Un optimista:

– Reconoce su capacidad para enfrentar la situación.

– Tiene el valor para correr riesgos.

– Tiene la convicción de que al enfrentar los problemas se obtienen resultados favorables.

– Se enfoca en descubrir los aspectos positivos de las personas y las circunstancias, para tener mejores puntos de apoyo.

– Está convencido que el sufrimiento es una decisión propia.

– Sabe que cada problema es una enseñanza.

– Usa la experiencia a favor.

En resumen, ser optimista es ver el lado bueno, propositivo y funcional de las cosas, ¿quieres saber si eres optimista?, fácil:

¿Has contado las veces que dices la palabra “no” en un día?

Hazlo y te sorprenderás.

Ahí andamos.

Comentar no cuesta nada.