Se compran policías… O eso parece.

Por @alexvillac

La Contraloría de la Ciudad de México define el conflicto de intereses así: “…es cuando un interés laboral, personal, profesional, familiar o de negocios de la persona servidora publica pueda afectar el desempeño imparcial, objetivo de sus funciones”. Ojo: imparcial.

La Ley General de Reponsabilidades Administrativas , art. 3 fr. VI, lo define así: “La posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los Servidores Públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios”. De nuevo: imparcial.

El pasado domingo 15 de enero, más de 600 miembros de la policía capitalina y sus familiares fueron invitados a ver el musical El Rey León. Los boletos fueron (al parecer) pagados por vecinos de las Lomas de Chapultepec, esto como agradecimiento del buen desempeño que los policías han tenido en dicha colonia. Así lo publicó la SSP en su cuenta de Twitter.

pol
Fuente: https://twitter.com/SSP_CDMX

Los boletos para el musical oscilan entre los $520 y los $2,160 pesos. Por las fotografías, todo indica que los policías y sus familiares ocuparon asientos cuyo precio está entre $1,200 y $1,900 pesos; tomemos como muestra los de $1,200 y tomemos como mínimo a 600 policías, si consideramos que cada elemento de la policía llevó a su pareja y a un hijo (al menos), tenemos que: 1,200 x 3=3,600. 3,600 x 600= $2,160,000.

Fuente: https://twitter.com/SSP_CDMX
Fuente: https://twitter.com/SSP_CDMX

Así tenemos que alguien pagó, al menos, dos millones ciento sesenta mil pesos. La SSP dice que fueron vecinos, si fue de su propio bolsillo… ¿Entre cuántos vecinos pagaron esta función?, ¿quién paga más de dos millones para agradecer lo que ya es obligación de los policías?, ¿mejorará el desempeño de los policías en este sector a partir de este ‘regalo’? Yo creo que sí. No olvidemos que los vecinos de las Lomas de Chapultepec, son de alto poder adquisitivo.

Fuente: https://twitter.com/SSP_CDMX
Fuente: https://twitter.com/SSP_CDMX

Y de ser así (ojalá me equivoque), estarían incurriendo en un conflicto de intereses evidente, catalogado y sancionado. Sería bueno saber quiénes fueron esos vecinos bondadosos.

Fuente: https://twitter.com/SSP_CDMX
Fuente: https://twitter.com/SSP_CDMX

Y más interesante se pone el conflicto al ser la Subdirectora de Inventario e Información Inmobiliaria de la Secretaría de Desarrollo Económico, María Trinidad Belaunzarán González de Cosío, una de las beneficiadas de esta ‘atención’ de los policías, así lo dijo por whatsapp:

trini

¿Y qué hacemos los millones de ciudadanos que no podemos agradecerle de esta forma a los policías?, ¿cómo hacemos que mejoren su desempeño?, ¿y si mis vecinos no son funcionarios ni empresarios?, ¿cómo le hacemos para que nos cuiden como ya lo dictan las leyes?

Pareciera que los vecinos están pagando para que la policía haga (bien) su trabajo. Ya lo dice el dicho: no hagas cosas buenas que parezcan malas y luego dice el otro: piensa mal y acertarás

Al tiempo.

*Puedes consultar aquí las Políticas de conflicto de intereses de la Contraloría y aquí sus lineamientos al respecto.
Comentar no cuesta nada.